Cómo crear una estrategia de marketing y un plan para el éxito

¿Con qué frecuencia debes crear tu estrategia de marketing? ¿Deberías crear uno todos los días o una vez al mes? ¿Qué tipo de información debes incluir en cada plan?

La estrategia de marketing es la columna vertebral de cualquier negocio exitoso. Si desea construir una marca próspera, debe desarrollar una visión clara e implementar un plan bien definido. Esta guía le mostrará cómo diseñar una estrategia de marketing ganadora que traerá éxito a su negocio.

Una estrategia de marketing es una hoja de ruta que describe las metas y objetivos de su empresa. Proporciona dirección y enfoque para actividades futuras. En otras palabras, le ayuda a decidir adónde ir a continuación y le brinda instrucciones detalladas sobre cómo implementar pasos particulares en su plan.

¿Qué es exactamente una estrategia de marketing?

Una estrategia de marketing es un plan a largo plazo que describe cómo llegar a compradores potenciales. Un plan de marketing es una lista de acciones a corto plazo que le ayuda a ejecutar su estrategia. Por ejemplo, un plan de contenidos cuando eres creador de contenidos.

En términos generales, una estrategia de marketing es más amplia que un plan de marketing, porque incluye todo, desde dónde va a anunciar hasta cómo va a comercializar su producto.

Un plan de marketing se centra en acciones específicas que llevará a cabo para lograr sus objetivos. Por ejemplo, un plan de marketing podría describir cuántos anuncios de Facebook desea publicar durante el próximo mes, mientras que una estrategia de marketing podría incluir tanto anuncios de Facebook como anuncios impresos.

Entonces, ¿qué significa esto para los especialistas en marketing?

Bueno, lo clave que hay que recordar es que una estrategia de marketing no es algo que se hace sólo una vez. Es un proceso que debe revisarse periódicamente para asegurarse de que sigue alcanzando sus objetivos. Como embudos de marketing. No ejecutarías embudos de marketing solo una vez, ¿verdad? Lo mismo ocurre con una estrategia de marketing.

Y, aunque parezca obvio, no olvides que también debes pensar en tu audiencia. Si tiene un objetivo demográfico en mente, debe asegurarse de que los mensajes de su marca reflejen esos valores.

¿Por qué necesita una estrategia de marketing?

Probablemente hayas oído hablar de las estrategias de marketing y de la importancia de tener una. Pero ¿qué significa exactamente tener uno? ¿Y por qué los necesitamos?

En términos simples, una estrategia de marketing es un plan de acción diseñado para alcanzar objetivos específicos. Se utiliza una estrategia de marketing para ayudar a las empresas a determinar dónde quieren ir y cómo llegarán allí. Sin una visión clara, es imposible saber qué pasos dar a continuación.

Una estrategia de marketing le ayuda a identificar las áreas clave de enfoque para su negocio y proporciona dirección para sus actividades promocionales y de ventas. En resumen, te dice qué hacer.

Entonces, ¿por qué necesitamos una estrategia de marketing? Porque sin uno, nuestros esfuerzos podrían dispersarse demasiado en demasiados canales diferentes. Esto dificulta medir el impacto de cada canal. También corremos el riesgo de perder oportunidades potenciales porque no tenemos una idea clara de qué buscar.

La buena noticia es que crear una estrategia de marketing no requiere un gran esfuerzo. Puedes comenzar haciéndote algunas preguntas como:

  • ¿Qué estoy tratando de lograr?
  • ¿Quiénes son mis clientes?
  • ¿Cómo encontraré a estas personas?
  • ¿Dónde debería gastar mi dinero?
  • ¿Con qué influencers debo contactar para realmente desarrollar tracción?

Estas preguntas le ayudarán a desarrollar una estrategia eficaz. Una vez que las haya respondido, podrá utilizar las respuestas como marco para desarrollar su propio enfoque único.

Una estrategia de marketing le ayuda a llegar a su público objetivo

Las estrategias de marketing pueden ayudarle a comprender mejor su mercado, descubrir las necesidades de sus clientes y desarrollar un plan para atraerlos. Una buena estrategia de marketing te permite responder preguntas como: ¿Quiénes son mis clientes? ¿Que quieren ellos? ¿Cómo puedo servirles mejor? Y lo más importante, ¿cómo puedo saber más sobre ellos?

Una estrategia de marketing no es sólo una lista de palabras y frases; es un conjunto de acciones diseñadas para lograr objetivos específicos. De hecho, existen cuatro pasos básicos para crear una estrategia de marketing exitosa: definir, investigar, analizar e implementar. Echemos un vistazo a cada paso en detalle.

Definiendo su mercado

Definir su mercado es una de las primeras cosas en las que querrá pensar al desarrollar una estrategia de marketing. Esto incluye identificar a sus principales competidores y socios potenciales. Incluso podría considerar hacerse algunas preguntas como: ¿Dónde encaja mi producto en el mercado? ¿Hay lugar para otro jugador en este espacio? Una vez que haya respondido esas preguntas, estará listo para pasar al siguiente paso.

Investigue a su público objetivo

Investigar a su público objetivo es esencial para tener una estrategia de marketing integral. Después de definir su mercado, querrá aprender más sobre los intereses y hábitos de sus clientes. Si no sabe mucho sobre su audiencia, no podrá diseñar una campaña que resuene con ellos. Para recopilar información, puede utilizar una variedad de métodos que incluyen encuestas, entrevistas, grupos focales y observación.

Analice sus datos

Una vez que haya recopilado datos, querrá analizarlos. Hay muchos tipos diferentes de análisis que puede realizar sobre su audiencia, incluido el análisis demográfico, el análisis psicográfico, el análisis competitivo y el análisis de comportamiento. Cada tipo de análisis proporciona información única sobre su audiencia y puede ayudarle a perfeccionar su enfoque. Por ejemplo, es posible que descubra que su público objetivo está formado principalmente por mujeres mayores de 40 años con hijos. Conocer esa información puede ayudarle a adaptar sus mensajes y productos para atraer a ese grupo.

Crea tu plan

Ahora que sabe todo sobre su audiencia, querrá elaborar un plan integral. Los planes de marketing suelen dividirse en tres fases: conocimiento, consideración y compra. El conocimiento se refiere a dar a conocer su nombre, mientras que la consideración implica asegurarse de que su marca se destaque entre otras. Finalmente, compra se refiere a la etapa final donde realizas tu venta.

Leer:  Google analiza si es importante subcontratar contenido o mantenerlo internamente

Las estrategias de marketing le ayudan a centrar sus gastos correctamente

Las estrategias de marketing vienen en muchas formas y tamaños. Algunas son complejas mientras que otras son simples. Sin embargo, independientemente de lo complicado o simple que pueda parecer, una cosa es segura: tener una comprensión clara de lo que se quiere lograr es esencial. De hecho, los profesionales del marketing suelen tener dificultades para saber por dónde empezar a la hora de desarrollar un plan de marketing porque no saben realmente lo que quieren hacer.

El problema radica en el hecho de que la mayoría de la gente piensa que el marketing es algo que sucede una vez. Creen que simplemente se prepara una campaña de marketing y se espera a que funcione. Desafortunadamente, eso está lejos de la realidad. El marketing es un proceso continuo y requiere atención constante. Si decide lanzar un nuevo producto o servicio, deberá seguir trabajando en él durante todo el ciclo de vida del proyecto. Probablemente cometerás errores en el camino y siempre tendrás margen de mejora.

Una estrategia de marketing también le ayuda a mantener la coherencia

Las estrategias de marketing son esenciales para construir una presencia en línea exitosa. Pero ¿qué sucede cuando hay múltiples canales involucrados? ¿Cómo mantiene la coherencia de su marca mientras promociona sus productos o servicios? Si desea lograr el éxito, es importante desarrollar una estrategia de marketing coherente.

Descubrimos que es más eficaz empezar con el objetivo final en mente. Una vez que sepa adónde quiere ir, puede comenzar a planificar cómo llegar allí. Con un análisis de mercado completo y una estrategia de mercado a su alcance, debería tener una idea más clara de ese objetivo final.

Las estrategias de marketing deben incluir tres componentes: metas, objetivos y tácticas. Trabajan juntos para garantizar que su marca se mantenga fiel a su visión, genere impulso y, en última instancia, llegue a su público objetivo.

Objetivos de marketing

Sus objetivos de marketing serán la fuerza impulsora detrás de su estrategia general de marketing. Sin ellos, no sabrá si sus esfuerzos están dando sus frutos. Los objetivos suelen dividirse en dos categorías: a corto plazo y a largo plazo. Los objetivos a corto plazo suelen ser acciones específicas que se realizan para alcanzar un hito particular dentro de un período de tiempo determinado. Las metas a largo plazo son más generales y se centran en alcanzar un objetivo más amplio.

Objetivos

Una vez que haya identificado sus objetivos, querrá dividirlos en objetivos más pequeños. Estos objetivos son los pasos que darás para alcanzar cada meta. Es importante recordar que cada paso debe conducir al siguiente. De lo contrario, corre el riesgo de caer en la rutina y perder de vista su objetivo final.

Táctica

Finalmente, tus tácticas te proporcionarán los medios mediante los cuales ejecutarás tus objetivos. Las tácticas son los métodos que utilizas para lograr tus objetivos. Por ejemplo, la publicidad en las redes sociales es una táctica excelente para aumentar el tráfico a su sitio web.

También le brindan un resultado más mensurable

La estrategia de marketing es algo que todo especialista en marketing debe hacer. Pero no siempre es algo natural. Para asegurarse de aprovechar al máximo su presupuesto de marketing, querrá pensar en cómo se ve el éxito. Y una vez que tengas algunas ideas en mente, puedes empezar a fijar objetivos. Estos objetivos le brindan puntos de referencia para medir si sus actividades de marketing están funcionando. También sirven como guía sobre dónde centrar su atención a continuación.

Por ejemplo, digamos que estás intentando aumentar el tráfico a tu blog. Podrías decidir que uno de los objetivos es duplicar el número de visitantes por mes. Esto podría significar aumentar la cantidad de dinero que gasta en publicidad o simplemente escribir mejores publicaciones. Cueste lo que cueste, no hay ninguna razón por la que no debas intentar alcanzar tu objetivo.

Una vez que haya definido sus objetivos, es importante realizar un seguimiento de qué tan bien lo está haciendo. Hay muchas maneras de hacerlo. Por ejemplo, puede utilizar herramientas de análisis para ver cuántas personas visitan su sitio cada día. O podrías mirar cosas como tasas de rebote y conversiones.

La clave aquí es que estás mirando datos que te dicen si tus acciones te están ayudando a alcanzar tus objetivos. Si no es así, sabes exactamente qué cambiar.

También pueden servir de guía

Las estrategias de marketing son excelentes porque sirven como guías para lo que debe suceder a continuación. Proporcionan dirección y claridad. Pero una vez que se tiene una estrategia, resulta mucho más fácil de ejecutar.

Cuando tiene un plan para adquirir clientes objetivo, retenerlos y convertirlos, sabe exactamente dónde concentrar sus esfuerzos. Las herramientas de automatización de marketing, como HubSpot, te ayudan a automatizar algunos procesos, como campañas de correo electrónico, páginas de destino y publicaciones en redes sociales, mientras que otros, como los seminarios web, requieren interacción humana.

Una buena estrategia de marketing le ayuda a identificar las mejores tácticas para cada canal y proporciona información sobre cómo funcionan juntos los diferentes canales. Le permite medir la eficacia de su campaña a lo largo del tiempo, lo que le permite adaptarse en consecuencia.

El objetivo final de una estrategia de marketing es garantizar que llega a su público objetivo, interactúa con él y lo convierte en clientes de pago.

¿Cómo se desarrolla una estrategia de marketing exitosa?

El desarrollo de estrategias de marketing es una de esas cosas que muchas empresas hacen bien y otras no. Mucha gente piensa que no existe una buena estrategia de marketing porque cree que hay que planificarlo todo hasta el último detalle. Sin embargo, eso simplemente no es cierto. De hecho, las empresas más exitosas han desarrollado estrategias de marketing que están mucho menos formalizadas que eso. Sin embargo, hay ciertos elementos clave que toda estrategia de marketing debe contener y estos son algunos de los mejores para comenzar.

¿Quiénes son sus clientes?

El primer paso para desarrollar una estrategia de marketing es determinar quiénes son sus clientes objetivo. No se trata sólo de saber qué productos o servicios ofrece; también se trata de comprender quiénes son sus clientes. ¿Qué los motiva? ¿Cómo se comportan en línea? ¿Por qué compran su producto o servicio? ¿Ha trazado el recorrido de su cliente? ¿Qué se necesita para fidelizar al cliente? ¿Cómo se construye un caché de clientes leales? ¿Quiénes son sus clientes actuales?

Una vez que tenga una idea clara de quiénes son sus clientes, podrá comprender cómo quieren comunicarse con ellos.

¿Dónde viven?

Una vez que haya determinado quiénes son sus clientes, es importante saber dónde viven. Si vende a consumidores, probablemente ya sepa dónde viven, pero si vende a empresas, es posible que tenga que profundizar más. Saber exactamente dónde viven sus clientes potenciales le permite adaptar sus mensajes a sus necesidades específicas.

¿Qué problemas resolverá su producto?

Ahora ha identificado quiénes son sus clientes y ha investigado un poco dónde viven. Ahora, en primer lugar, debe descubrir por qué compran su producto o servicio. ¿Qué problemas resuelve su producto? ¿Qué beneficios ofrece respecto a los productos de la competencia? Una vez que haya respondido estas preguntas, podrá asegurarse de comunicarse de manera efectiva con sus clientes.

Leer:  Google dice que asegúrese de que los archivos de su mapa del sitio no tengan URL ni anotaciones conflictivas

Comience con sus metas

Las estrategias de marketing a menudo se desarrollan sin pensar mucho en si realmente respaldan los objetivos comerciales más amplios. Puede que parezcan buenos sobre el papel, pero ¿realmente encajan entre sí? De hecho, muchos especialistas en marketing no piensan en dónde encaja su estrategia de marketing en el panorama general.

Esto es particularmente cierto cuando se desarrolla un enfoque estratégico del marketing digital. Muchas empresas se centran únicamente en aumentar las ventas y los beneficios, ignorando las implicaciones más amplias de sus acciones.

El problema es que la mayoría de las empresas tienen múltiples objetivos, como llegar a un número específico de clientes, aumentar la cuota de mercado y mejorar el conocimiento de la marca. Estos diferentes objetivos suelen ser mutuamente excluyentes; por ejemplo, si desea aumentar el número de clientes, probablemente no desee sacrificar los márgenes de beneficio. Si su estrategia de marketing no tiene en cuenta esto, puede provocar un desperdicio de esfuerzos y un rendimiento deficiente.

Una mejor manera de abordar esto es comenzar identificando sus objetivos comerciales generales. ¿Qué significa el éxito para su organización? ¿Se trata de mayores ingresos, mayor rentabilidad, mayor participación de mercado, etc.? Una vez que haya identificado las áreas clave que le gustaría mejorar, puede utilizar su estrategia de marketing para definir exactamente cómo logrará esos objetivos.

Por ejemplo, si uno de sus objetivos es aumentar los ingresos, su estrategia de marketing podría incluir cosas como promocionar un nuevo producto, lanzar una nueva oferta u ofrecer descuentos. Todas estas actividades contribuirán a su objetivo final.

Si busca aumentar su audiencia en línea, puede decidir dirigirse a personas según su ubicación geográfica. O tal vez desee fomentar las visitas repetidas a su sitio. Cualquiera que sea el motivo para querer atraer más tráfico a su sitio web, asegúrese de que su estrategia de marketing respalde las necesidades comerciales más amplias de su organización.

Realizar un análisis completo

Cuando se trata de crear una estrategia de marketing digital, existen tres pasos principales. Primero, debe comprender lo que quieren sus clientes. En segundo lugar, necesita saber dónde buscan sus clientes potenciales información sobre su producto o servicio. En tercer lugar, es necesario identificar la mejor manera de llegar a esas personas.

Antes de que pueda comenzar a elaborar un plan, necesita saber quién es su público objetivo. Esto incluye comprender la demografía, la psicografía, los patrones de comportamiento y las actitudes de su cliente ideal. También necesita conocer la competencia, incluidos sus productos y servicios, estrategias de precios y canales de distribución.

Una vez que tenga una idea clara del mercado y de cómo funciona, deberá analizar si su marca es lo suficientemente fuerte como para destacarse entre la multitud. ¿Estás haciendo todo lo posible para promocionarte de manera efectiva? ¿Su presencia en las redes sociales le está ayudando a generar confianza entre los consumidores? ¿Cómo se compara con sus competidores?

Finalmente, una vez que haya investigado e identificado las formas más efectivas de comunicarse con su público objetivo, deberá desarrollar un plan de marketing. Además de saber lo que quiere decir, deberá pensar en cómo quiere decirlo. ¿Utilizará métodos publicitarios tradicionales como anuncios impresos, comerciales de televisión, anuncios de radio, vallas publicitarias, etc.? ¿O te volverás digital? Si es así, ¿qué plataformas funcionarán mejor para usted? ¿Qué métricas seguirá para garantizar que sus esfuerzos tengan éxito?

Asegúrese de conocer a sus clientes

El marketing consiste en comprender a su audiencia y hay tres formas clave de hacerlo.

Personas del cliente

Las personas del cliente le ayudan a comprender mejor las necesidades y comportamientos de sus clientes. Te permiten imaginarte a ti mismo como otra persona y ver las cosas desde su perspectiva. Esto hace que sea más fácil determinar qué les puede gustar o no a sus clientes y por qué. Puede utilizar esta información para desarrollar productos, servicios y campañas que aborden sus requisitos específicos.

Objetivo del mercado

La segmentación consiste en centrar sus esfuerzos en aquellas personas con más probabilidades de comprarle. Una vez que haya identificado su mercado objetivo, querrá saber más sobre él. ¿Dónde viven? ¿A qué grupo de edad atrae su producto o servicio? Son hombres o mujeres? ¿Cuanto dinero ganan? Estas preguntas le darán una buena idea de dónde centrar su atención.

Investigación de mercado

La investigación de mercado implica recopilar datos sobre sus clientes potenciales, canales de marketing y más. Hay muchas herramientas disponibles para ayudarle a recopilar esta información. Por ejemplo, las encuestas y cuestionarios le permiten preguntar directamente a sus clientes qué piensan sobre su marca, productos y servicios. Los grupos focales le permiten hablar con sus clientes en la vida real y escuchar sus opiniones mientras discuten temas como el precio, la calidad y el diseño.

Asegúrese de conocer sus recursos junto con su producto

Ya sea que tenga un producto establecido o recién esté comenzando, necesita saber qué ofrecerá a sus clientes. ¿Qué hace su producto? ¿Como funciona? ¿Qué lo diferencia de los demás? Deberá responder estas preguntas para determinar si su producto es realmente útil para las personas y cómo puede comunicar mejor ese valor a los clientes potenciales.

Su producto a menudo se denomina “estrategia de producto” o “visión de producto”. Una cosa es decir que ofreces un determinado producto; otra es explicar por qué alguien podría comprarlo. Aquí es donde comienza a crear una imagen de lo que su cliente quiere y necesita. Por ejemplo, imaginemos que vende una computadora. Podrías hablar sobre qué tan rápido es, cuántos programas ejecuta, qué sistema operativo usa, etc. Pero a menos que puedas decirme por qué necesito una computadora, en realidad no me has dicho nada.

Aquí es donde te enfrentas al problema de definir tu producto. Si no lo define claramente, será difícil describirlo con precisión a su audiencia. Entonces, ¿cuál es exactamente su producto? ¿Es software? ¿Un coche? ¿Un libro? ¿Una comida?

La clave para responder a esta pregunta radica en examinar a su público objetivo. ¿Quiénes son? ¿Dónde viven? ¿Qué problemas enfrentan? ¿Por qué necesitan su producto? Una vez que haya respondido esas preguntas, tendrá una buena idea de lo que hace su producto y por qué es importante para sus clientes.

Profundice más en sus objetivos

Ya tienes el panorama general resuelto. Entonces, ¿qué quieres lograr en los próximos meses? ¿Cuáles son sus principales objetivos para sus esfuerzos de marketing para el próximo año? Si no sabe por dónde empezar, podría resultarle útil dividir sus objetivos generales en partes más pequeñas.

Aquí hay cinco maneras de hacerlo.

Defina su(s) objetivo(s) a largo plazo

Esto podría significar cualquier cosa, desde aumentar las ventas hasta reducir costos y aumentar su base de clientes. Decidas lo que decidas, asegúrate de que sea algo que puedas medir y seguir.

Establecer objetivos a corto plazo

Estas son cosas en las que realmente puedes trabajar durante el transcurso del año. Por ejemplo, tal vez le gustaría aumentar su precio de venta promedio en un 5% dentro de tres meses. O quizás le gustaría reducir el coste de adquisición de clientes en un 10 %.

Leer:  ¿Cómo monetizar tu cuenta de Facebook? Gana en fanpage y grupos en 2024

Desglose cada objetivo más

¿Qué necesitarás hacer para lograrlos? ¿Necesitará contratar más personal? ¿Contratar nuevos proveedores? ¿Cambiar tu modelo de negocio?

Asegúrate de tener claro a quién te diriges

¿Quiénes son tus clientes ideales? ¿Quiere llegar sólo a personas que viven en determinadas zonas? ¿Hay algún tipo particular de personas que quieras atraer?

Finalmente, establezca algunos hitos

¿Qué tan lejos estás de lograr tu objetivo? Quizás quieras lanzar tu sitio web el próximo mes. O tal vez desee obtener su primera ronda de financiación antes de fin de año. De cualquier manera, establecer hitos te ayuda a mantenerte concentrado y motivado.

Describe tus tácticas de marketing

Una vez que haya delineado y definido algunos de sus objetivos, es importante pensar en cómo va a lograrlos. Esto podría implicar pensar en algunas de las tácticas y canales de marketing disponibles que pueden respaldar esos objetivos.

Nuevamente, estos dependerán en gran medida de su negocio y objetivos específicos. Existe una amplia gama de métodos y herramientas entre los que puede elegir; veamos una forma de hacerlo.

Digamos que queríamos aumentar el tráfico de nuestro sitio web y pensamos que lograr que más personas se suscribieran a nuestro boletín sería suficiente. Entonces tendríamos que pensar en cómo podríamos animar a más personas a registrarse.

Podríamos intentar aumentar nuestro alcance a través de las redes sociales, pero si lo hiciéramos, probablemente terminaríamos llegando a menos clientes potenciales. En cambio, podríamos centrarnos en dirigirnos a la audiencia adecuada y desarrollar contenido relevante que les atraiga directamente.

Esto podría incluir cosas como centrarse en determinadas palabras clave, crear publicaciones de blog sobre temas que les interesen e incluso ofrecer incentivos por registrarse.

Luego, puede utilizar software de análisis de marketing para identificar qué está impulsando actualmente sus tasas de conversión. Al observar qué funciona bien y qué no, puede realizar cambios para mejorar su rendimiento general.

Asegúrese de establecer su presupuesto de marketing

Los presupuestos de marketing son importantes porque le ayudan a gestionar sus recursos de forma eficaz. Le permiten asignar fondos en función de lo que espera lograr, en lugar de simplemente gastar lo que le sobra al final de cada mes.

Una buena manera de comenzar a configurar un presupuesto de marketing es pensar en lo que desea lograr con sus actividades de marketing. Por ejemplo, ¿quieres aumentar las ventas? ¿Quieres mejorar el conocimiento de la marca? O tal vez simplemente desee generar algo de interés en torno a su producto o servicio. Una vez que sepa lo que quiere lograr, puede comenzar a calcular exactamente cuánto necesitará gastar para lograr esos objetivos.

Es posible que descubra que en realidad no necesita gastar tanto como pensaba. De hecho, podría ahorrar mucho dinero reduciendo ciertas áreas de su campaña. Esto es especialmente cierto si utiliza herramientas gratuitas como Google Analytics y Facebook Insights para medir su éxito.

Finalmente, cree su plan de marketing

La etapa final para crear una estrategia de marketing eficaz es ponerla en práctica. Quizás quieras comenzar escribiendo una lista de lo que crees que se debe hacer y cuánto dinero necesitarás gastar. Luego intenta averiguar exactamente dónde vas a encontrar ese dinero. Si no sabe dónde buscar, pregúntele a alguien que sí lo sepa.

Una vez que tenga algunas ideas sobre la mejor manera de gastar su presupuesto, escriba un plan. A continuación se detallan algunas cosas que debe hacer para asegurarse de que su plan de marketing funcione:

Fijar metas. ¿Qué quieres lograr? ¿A cuántas personas quieres llegar? ¿Cuándo quieres lograrlo? Asegúrese de establecer objetivos realistas; de lo contrario, podría terminar decepcionado.

Decide a quién dirigirte. ¿Con quien quieres hablar? ¿Hay grupos particulares a los que le gustaría dirigirse? Por ejemplo, si vende productos dirigidos a mujeres mayores de 50 años, podría decidir centrar sus esfuerzos en periódicos y revistas en lugar de Facebook o Twitter.

Elige tus canales. ¿Qué plataformas utilizas con más frecuencia? ¿Tiene suficientes datos para demostrar que un canal es mejor que otro? Piense en la optimización de motores de búsqueda, los canales de redes sociales, los tipos de plataformas sociales a las que desea dirigirse, su estrategia de marketing por correo electrónico, cómo construir su lista de correo electrónico, otros canales de marketing digital y más.

Planifique su combinación de medios. Calcula qué porcentaje de cada tipo de medio utilizarás. ¿Invertirá mucho en publicidad paga? ¿En publicaciones de redes sociales? ¿En anuncios impresos? ¿En boletines informativos por correo electrónico? Etcétera.

Encuentra tu audiencia. ¿Dónde viven? ¿Qué edad tienen? ¿Qué tan educados son? ¿Qué les interesa? Utilice herramientas en línea como Google Analytics para ayudarlo a resolver esto.

Analice su desempeño de marketing

Como ocurre con casi todos los elementos de la gestión de una empresa, contar con algún tipo de método para medir el rendimiento es esencial: le ayuda a comprender qué funciona y qué no. Esto se aplica tanto a los procesos internos como también a los externos.

Cuando desarrolla estrategias de marketing, es importante considerar cómo va a medir el éxito de sus campañas, porque es fácil sentirse abrumado por el gran volumen de información que existe. Hay muchas formas diferentes de hacer esto, incluidos análisis web, encuestas a clientes, monitoreo de redes sociales, etc. Pero, en última instancia, querrás ver el panorama completo y asegurarte de tener una idea clara de dónde estás. Nos dirigimos.

Podrías pensar que no necesitas preocuparte por esto, ya que ya sabes lo que estás tratando de lograr, pero recuerda que siempre tendrás margen de mejora. Nunca puedes dejar de buscar mejores formas de hacer las cosas, especialmente si trabajas con recursos limitados. Al observar más de cerca su desempeño, podrá detectar áreas en las que se está quedando corto y descubrir la mejor manera de abordarlas.

Crear una estrategia de marketing y planificar el éxito es fundamental

Un componente crucial del éxito es la creación de un plan y una iniciativa estratégica para sus esfuerzos de marketing.

Seamos realistas: Roma no se construyó en un día. Ninguno de los dos fue un blog exitoso. Aunque es la primera vez que oyes hablar de un blog, rara vez encuentras el éxito de la noche a la mañana. En cambio, ese éxito se construyó después de meses y años de planificación y ejecución.

Al asegurarse de tener todas las partes móviles correctas en su campaña de marketing, es posible determinar los objetivos, hacia dónde debe ir a continuación, cómo acercarse a su público objetivo y cómo ejecutar cada paso de su campaña.

Y, a través de esfuerzos constantes y mensurables, podrá ver resultados.

¿Cuándo planea crear la próxima campaña de marketing exitosa?

Nuevas Publicaciones:

Recomendamos