Identificar su público objetivo para un nuevo blog

Un blog es una excelente manera de compartir información o ideas con otras personas. Si desea iniciar un blog, debe considerar quién es su público objetivo. Esto significa identificar a sus lectores ideales y comprender sus intereses, hábitos y preferencias.

Hay varias formas de determinar su público objetivo. El primer paso es realizar una investigación sobre sus lectores potenciales. Por ejemplo, podría hacerles preguntas como: ¿Qué tipo de temas les interesan? ¿Con qué frecuencia leen blogs? ¿De dónde obtienen sus noticias? Una vez que tenga algunas respuestas, puede comenzar a crear contenido que coincida con sus intereses.

Lo siguiente que debes saber sobre la blogósfera es que no es sólo un gran lugar feliz. En realidad, se compone de muchos nichos y subnichos diferentes. Diferentes personas leen sobre diferentes cosas y es importante considerar esto antes de comenzar tu blog. De lo contrario, podrías tener problemas con las conversiones.

Al trabajar para identificar a su público objetivo antes de crear su blog, podrá preparar mejor el camino hacia mejores conversiones y ventas de sus ofertas como resultado.

¿Qué es exactamente un público objetivo?

Una audiencia objetivo se define como el grupo específico de consumidores al que intenta llegar con su campaña publicitaria. Esta audiencia está formada por personas que tienen más probabilidades de comprar sus productos o utilizar sus servicios. Por ejemplo, si vende software de planificación financiera, podría definir su público objetivo como personas de entre 25 y 45 años que viven en un radio de 50 millas de la ciudad de Nueva York.

Las audiencias objetivo se pueden determinar en función de datos demográficos como edad, sexo, nivel de ingresos, área geográfica, intereses, ocupación, pasatiempos, etc. En algunos casos, es posible determinar una audiencia objetivo sin siquiera saber mucho sobre sus clientes.

Por ejemplo, supongamos que dirige una pequeña cadena de restaurantes llamada Hungry Jack’s. Ya sabes que muchos de tus invitados son familias con niños menores de seis años. Por lo tanto, podrías asumir fácilmente que los padres son tu público objetivo. Sin embargo, existen otras formas de identificar a su público objetivo.

Podría hacerse preguntas como: ¿Cómo son mis clientes? ¿Cómo se comportan en línea? ¿Suelen comprar online o en la tienda? ¿Con qué frecuencia realizan compras? ¿Qué tipos de productos compran?

Estas preguntas le ayudarán a delimitar su público objetivo y descubrir cuál es la mejor forma de promocionarles.

Definición de público objetivo

El término “público objetivo” se utiliza para describir el grupo de personas a las que se dirige su producto o servicio. Esto incluye tanto la demografía como el comportamiento de sus clientes potenciales. Lo defines en función de tu conocimiento sobre las necesidades y deseos de tus clientes.

¿Cuál es el público objetivo? Un buen ejemplo es el proceso de segmentación de clientes. En este caso hablamos de diferentes tipos de consumidores. Por ejemplo, hay personas que quieren comprar un coche y otras que quieren comprar una casa. Incluso hay quienes buscan algo completamente distinto.

Además, existen ciertos segmentos dentro de cada tipo de consumidor. Por ejemplo, hay mujeres jóvenes a las que les gusta comprar online, mientras que los hombres mayores prefieren las tiendas físicas.

Si sabe cómo es su público objetivo, puede determinar cómo llegar a él. Y sabrá si sus esfuerzos están funcionando.

Los diferentes tipos de públicos objetivo

Hay muchos tipos diferentes de audiencias entre las que puede elegir. Puedes elegir en base a lo siguiente:

  • Edad
  • Género
  • Ingreso
  • Nivel de Educación
  • Ubicación
  • Idioma
  • Interés
  • Ocupación
  • Estado civil
  • Estilo de vida
  • Demografía
  • Comportamiento

Incluso puedes combinar varios atributos para encontrar la audiencia perfecta para tu producto. Por ejemplo, puedes utilizar tanto la ubicación como el idioma para buscar personas que vivan cerca de un parque. O puede utilizar tanto el género como el interés para encontrar mujeres interesadas en la jardinería.

Demografía

Los datos demográficos son importantes porque te ayudan a comprender mejor a la audiencia. Proporcionan información sobre lo que la gente quiere, cómo se comportan, de dónde vienen, etc. Puede utilizar los datos demográficos para definir su audiencia y adaptar su estrategia de marketing en consecuencia.

Los datos demográficos son útiles porque nos permiten ver más detalles sobre nuestra audiencia que de otra manera. Nos ayudan a identificar dónde debemos centrar nuestros esfuerzos. Por ejemplo, si queremos atraer mujeres de entre 25 y 29 años, podríamos utilizar datos demográficos para descubrir qué les interesa más. Luego podríamos adaptar el texto de nuestro anuncio para abordar esos temas.

Lo mismo ocurre con la orientación a grupos específicos dentro de nuestra audiencia. Si sabemos que nuestros clientes tienden a ser hombres mayores de 40 años, podemos asegurarnos de que nuestros anuncios sean relevantes para ellos.

Los datos demográficos son datos socioeconómicos que describen grupos de personas en función de determinadas características. Por ejemplo, puede buscar la cantidad de personas que viven en cada estado o la edad promedio de hombres, mujeres y otras personas en una ciudad en particular. Estas estadísticas se utilizan para comprender cómo se comportan en línea los diferentes grupos de personas. Quizás quieras saber qué tipo de productos son más populares entre los adolescentes o si hay más hombres o mujeres que compran un producto específico.

Los tipos más comunes de datos demográficos incluyen:

Edad: la edad es uno de los factores más importantes que determinan el comportamiento de compra. Sabemos que los consumidores más jóvenes gastan mucho más dinero que los mayores.

Género: los hombres tienden a comprar artículos más caros que las mujeres.

Ubicación: las personas que viven en zonas rurales gastan menos dinero al mes que las de los centros urbanos.

Estado civil: las personas casadas suelen gastar más dinero que las solteras.

Es por eso que es importante identificar estos atributos particulares de los datos demográficos de su audiencia: porque pueden influir en la forma en que adapta su estrategia de marketing y su estrategia de blogs.

Intereses y hobbies

Los intereses y pasatiempos podrían ser una de las piezas de información más importantes sobre su cliente. Te cuenta todo sobre ellos. Podrás ver sus intereses, pasiones, aficiones, etc.

Leer:  Cómo optimizar el diseño web para la generación de leads

En Facebook, aparece en “Acerca de mí”. Si desea obtener más información sobre alguien, simplemente consulte sus intereses. Ellos te dirán exactamente lo que les gusta.

Puede utilizar datos de intereses para comprender mejor a su audiencia. Y puede orientar anuncios según sus intereses. De hecho, los especialistas en marketing gastan 2 mil millones de dólares al mes en publicidad y redes sociales. Pero hay un problema: no sabemos qué quiere nuestra audiencia.

Si consulta la sección “intereses” en Facebook, notará que las personas publican diferentes tipos de cosas aquí. Algunas publicaciones tratan sobre comida, otras sobre deportes, algunas sobre política, otras sobre viajes y muchas más. Entonces, si intentas vender algo relacionado con esos temas, es posible que te resulte difícil llegar a tu público objetivo.

Aquí es donde entran en juego los intereses. Con él, puede identificar fácilmente los intereses actuales de su audiencia y ofrecer productos y servicios relevantes.

Por ejemplo, digamos que alguien está interesado en aprender francés. Probablemente irían a YouTube y verían vídeos de hablantes nativos hablando sobre su idioma. Si venden un curso de francés, podrías mostrarles tutoriales en vídeo sobre cómo hablar el idioma. O si están buscando un automóvil, podrías recomendarles un blog sobre automóviles.

¿Entonces que significa esto para usted? Bueno, ahora puedes crear campañas específicas. Supongamos que desea promocionar un nuevo libro en su sitio. En lugar de mostrarles a todos un anuncio genérico, puede optar por anunciarse a personas que estén interesadas en el tema específico que cubre el libro.

¿Y adivina qué? Sus tasas de conversión podrían aumentar. Las personas comprarán más libros porque su anuncio les resultó interesante, útil y relacionado con ellos.

Intención de compra

Conocer las decisiones de compra que toman las personas es otro atributo importante. Esto incluye elementos como qué productos planean comprar los consumidores, cuánto pretenden gastar, si planean regresar a una tienda, etc.

Esta información es extremadamente importante porque proporciona información sobre el comportamiento del consumidor. Saber que alguien quiere comprar un determinado artículo le permite seguir adelante y ofrecérselo.

Por ejemplo, si sabe que alguien tiene la intención de comprar una marca particular de teléfono inteligente, puede anunciarlo en sitios de redes sociales como Facebook, donde pasa la mayor parte de su tiempo.

Además de saber qué quiere comprar la gente, también sabemos qué no quiere comprar. Un ejemplo de esto son las “compras no deseadas”. Se trata de productos que los consumidores no tienen intención de comprar aunque hayan comprado algo similar en el pasado.

¿Qué es un mercado objetivo en comparación?

Un mercado objetivo es un grupo específico de personas a quienes una empresa planea atender. Una parte importante del desarrollo de un producto o servicio exitoso es identificar el mercado objetivo.

Además, un mercado objetivo suele incluir a los usuarios finales de un producto o servicio en particular. Por ejemplo, un fabricante de automóviles podría identificar un mercado objetivo para sus vehículos como hombres de entre 25 y 35 años que viven en ciudades y ganan más de 50.000 dólares al año.

Entonces, ¿cómo puede conocer su mercado objetivo? Hay varias maneras de hacer esto. Puede realizar grupos focales, encuestar a sus clientes actuales o analizar datos de las redes sociales. Sin embargo, hay una forma que funciona mejor: hacerse preguntas.

Por ejemplo, digamos que dirige una pequeña empresa de diseño web con sede en San Francisco. Trabaja principalmente con empresas locales. Pero le gustaría expandirse a los mercados más grandes de Los Ángeles y la ciudad de Nueva York. ¿Cómo se enteraría de esos clientes potenciales?

Debes comenzar haciéndote algunas preguntas sobre tu mercado objetivo potencial. ¿Quién es? ¿Que quieren ellos? ¿Por qué lo quieren? ¿Y cuánto cuesta? Una vez que responda esas preguntas, estará listo para seguir adelante con el desarrollo de su producto o servicio.

Ejemplos de mercados objetivo

McDonald’s existe desde 1940 y, a lo largo de las décadas, ha evolucionado hasta convertirse en una corporación global con restaurantes en todo el mundo. Son conocidos por su logo de arcos dorados y sus precios económicos. Sin embargo, el éxito de McDonald’s se debe a que se dirige a grupos demográficos específicos. De hecho, McDonald’s es la sexta marca de comida rápida más valiosa del mundo, según estadista. Esto se debe en gran medida a su enfoque en la creación de productos únicos y campañas de marketing para diferentes segmentos de consumidores.

Por ejemplo, McDonald’s ha creado varios productos y campañas de marketing dirigidas específicamente a los niños pequeños. Estos incluyen Happy Meals, donde los niños reciben juguetes junto con su comida; Play Places, donde los padres pueden comprar juguetes por separado y guardarlos en áreas designadas; y Ronald McDonald House Charities, que brinda alojamiento y apoyo gratuitos a familias cuyos seres queridos reciben atención médica.

La empresa incluso se dirige a los adultos con su sándwich McRib. Es esencialmente un sándwich de costilla de cerdo servido en un panecillo con rodajas de pepinillo y salsa. Como puedes imaginar, es extremadamente popular entre los estudiantes universitarios.

Además de dirigirse a grupos específicos dentro de su base de consumidores, McDonald’s también utiliza datos demográficos para ayudar a determinar qué tipo de producto producir. Por ejemplo, McDonald’s sabe que a las mujeres les suelen gustar las ensaladas, por eso preparan ese tipo de comidas. Y como a los hombres les encantan las hamburguesas, saben que deberían ofrecer ese tipo de artículos.

Beneficios de conocer a su público objetivo

Los especialistas en marketing suelen gastar demasiado dinero en publicidad sin saber exactamente a qué tipo de cliente se dirigen. De hecho, existen varias formas de saber quiénes son tus clientes ideales. Puede utilizar datos demográficos como edad, sexo, nivel de ingresos, nivel educativo, ocupación, intereses, pasatiempos, etc., análisis de redes sociales, seguimiento del comportamiento, encuestas e incluso grupos focales.

Los datos demográficos son uno de los métodos más comunes utilizados por los especialistas en marketing en la actualidad. Sin embargo, es importante señalar que la demografía no siempre cuenta toda la historia. Hay muchos ejemplos en los que las empresas se dirigieron al grupo demográfico equivocado, lo que resultó en bajas ventas.

Análisis de redes sociales

Otro método popular para conocer a su público objetivo es a través del análisis de redes sociales. El análisis de redes sociales proporciona información sobre cómo los diferentes tipos de personas interactúan entre sí en línea. Cuando se hace correctamente, permite a los especialistas en marketing comprender qué tipos de publicaciones resuenan bien con quién.

Seguimiento del comportamiento

Si quieres saber qué están haciendo tus clientes en un momento concreto, el seguimiento del comportamiento es la mejor solución. El seguimiento del comportamiento implica analizar el comportamiento de los visitantes individuales a lo largo del tiempo. Al utilizar cookies, balizas web, píxeles y otras tecnologías, los especialistas en marketing pueden ver qué partes del sitio se visitan, cuánto tiempo permanecieron, si hicieron clic en algún enlace y si compraron algo.

Leer:  Una guía para pequeñas empresas para configurar un nombre de dominio

Encuestas y grupos focales

Finalmente, otra forma de aprender más sobre su mercado objetivo es realizar encuestas o grupos focales. Las encuestas le permiten hacer preguntas directamente a sus clientes potenciales. Los grupos focales le brindan la oportunidad de hablar directamente con su público objetivo. Ambas técnicas pueden brindarle información invaluable sobre sus clientes.

Como puedes ver, hay muchas maneras de conocer a tu público objetivo. La clave es elegir el enfoque adecuado para su negocio. Si no sabes quién es tu público objetivo, puedes terminar gastando mucho dinero en publicidad que no funciona.

Como resultado, podría perder clientes y, en última instancia, fracasar. Entonces, antes de comenzar a gastar dinero en anuncios, tómate un tiempo para determinar quién es tu público objetivo.

Los mercados objetivo y el público objetivo pueden ser los mismos

A menudo, el público objetivo de una campaña concreta es el mismo grupo identificado en el mercado objetivo. Es posible que una marca de mallas de yoga quiera anunciarse dirigida a consumidores jóvenes, activos y femeninos interesados ​​en el yoga. Esto podría significar dirigirse a personas solteras, mujeres, de entre 24 y 34 años, que asisten con frecuencia a gimnasios y que compran ropa en línea. Estos son sólo algunos ejemplos de cómo puedes definir tu público objetivo en función de la demografía, los intereses, el comportamiento y la ubicación.

El objetivo aquí es encontrar la mejor manera de llegar a sus clientes ideales. Para ello, defina sus mercados objetivo y sus audiencias objetivo. Como comentamos anteriormente, los mercados objetivo son grupos de individuos con características similares; mientras que las audiencias objetivo son grupos específicos de personas dentro de esos mercados objetivo.

Por ejemplo, supongamos que desea vender ropa de yoga a estudiantes que asisten a la universidad. Su mercado objetivo serían los estudiantes de educación física. Y su público objetivo serían los estudiantes que se especializan en ciencias del ejercicio.

Para llegar eficazmente a su público objetivo, necesita conocer sus necesidades y deseos. Para ello, primero debes identificarlos. Una vez que haya definido sus mercados objetivo y su público objetivo, podrá crear campañas de marketing efectivas.

¿Cuál es la diferencia entre un público objetivo y un mercado objetivo?

Los términos “mercado objetivo” y “público objetivo” se utilizan a menudo indistintamente, pero no son sinónimos. Existen algunas diferencias clave entre los dos conceptos, en particular cómo afectan el proceso de toma de decisiones de una pequeña empresa.

Un mercado objetivo impacta todas las decisiones tomadas por una pequeña empresa. Por ejemplo, podría desarrollar productos o servicios basados ​​en lo que quieren los clientes, o podría diseñar esos mismos productos o servicios para atraer a un grupo demográfico específico. Esto afecta las decisiones de embalaje y precios, así como los procesos de ventas.

Los productos o servicios se desarrollan para abordar las necesidades y deseos de un mercado objetivo en particular. Por el contrario, un producto o servicio puede diseñarse para atraer a una amplia gama de personas, como “las masas”. Pero eso no significa que estés atendiendo a todos; más bien, se dirige a un determinado grupo de consumidores.

Las decisiones sobre embalaje y precios están determinadas por el mercado objetivo. Si decide vender sus productos al por mayor, probablemente cobrará menos por unidad. Del mismo modo, puede reducir los precios de artículos que sean populares entre su mercado objetivo.

Los procesos de ventas se estructuran en torno a las necesidades del mercado objetivo. Los vendedores se centran en cumplir los requisitos del mercado objetivo porque comprenden las mejores formas de concretar acuerdos.

Por lo tanto, si vende a un gran número de personas, debería considerar desarrollar productos o servicios que satisfagan las necesidades de ese amplio mercado. Sin embargo, si intenta vender a un grupo más pequeño de consumidores, debe adaptar sus ofertas para satisfacer sus necesidades únicas.

Pasos para encontrar su público objetivo

Hay algunos pasos básicos que puede seguir para encontrar su público objetivo. Quiere identificar los factores desencadenantes que hacen que su cliente objetivo compre un producto o servicio. Puede utilizar herramientas de análisis como Google Analytics para encontrarlos. También puede preguntar a sus clientes existentes. Puede realizar una investigación basada en datos existentes si lo desea. Las ideas detrás de hacer estas cosas son infinitas.

Identifique los deseos, necesidades y puntos débiles de su cliente objetivo

Las empresas más exitosas son aquellas que realmente escuchan a sus clientes. Saben exactamente qué les motiva y cómo abordar mejor sus problemas. Esto no significa que deba esperar hasta tener millones de dólares en ventas antes de comenzar a recibir comentarios de sus clientes. De hecho, hay muchas maneras de recopilar información sin gastar un centavo.

No es necesario profundizar en todos los aspectos de su vida para descubrir lo que quiere la gente. Sólo necesitas hacer las preguntas correctas. Por ejemplo, si busca vender más productos en línea, puede utilizar encuestas para obtener más información sobre los hábitos de compra de su público objetivo. Si está intentando desarrollar un mejor producto, puede realizar grupos focales para ver qué características le gustan y no le gustan a la gente. O, si está buscando ideas para nuevos productos, puede hablar directamente con sus clientes.

Una vez que haya identificado los puntos débiles de sus clientes, podrá diseñar soluciones efectivas. Considere preguntar a sus clientes actuales cuánto dinero gastan en determinados productos. Luego, busque productos similares en Amazon o eBay y compare precios. Vea dónde puede ahorrar dinero. A continuación, observe las estrategias de precios de sus competidores. ¿Cómo fijan el precio de sus productos? ¿Están cobrando muy poco o demasiado?

Cuando esté listo para lanzar un nuevo producto, considere hablar primero con sus clientes. Pregúnteles cuánto pagarían por una solución. Además, descubra qué características les gustan y por qué aman u odian aspectos particulares de su producto. Con base en esta información, puede decidir si desea incluir una función o cambiar algo más.

Descubra los datos existentes

Los datos existentes pueden ser de gran ayuda a la hora de identificar a sus clientes ideales en Internet.

Si no estás empezando con tu negocio, es probable que ya tengas algunos conocimientos sobre tu industria. Esto podría provenir del estudio del tráfico de su sitio web y de las interacciones con su contenido.

Por ejemplo, observar cómo las personas interactúan con contenidos específicos puede brindarle una idea de qué tan bien se alinea su audiencia con su marca y sus mensajes.

No olvide incluir información fuera de línea para enriquecer sus hallazgos. Es posible que encuentre algo interesante en su área local, como un restaurante o bar que ofrezca WiFi gratis, o incluso una cafetería donde la gente pasa el rato durante la pausa del almuerzo.

Utilice Google Analytics

Google Analytics puede hacer maravillas tanto para su marca comercial como para su marca personal. Le ofrece toda la información necesaria sobre el rendimiento de su sitio, qué palabras clave generan tráfico, de dónde viene la gente, etc. Sin embargo, hay una cosa que Google Analytics no puede proporcionarle: información sobre sus clientes. Sabes que la gente visita tu sitio web porque quiere algo, pero no sabes por qué vinieron.

Leer:  Cómo aprovechar al máximo Twitter para empresas

Con la ayuda de Google Analytics, puede obtener más información sobre sus visitantes fácilmente. Esto incluye todo, desde la fecha y hora en que visitaron su sitio hasta su ubicación, tipo de navegador, sistema operativo e incluso si utilizaron dispositivos móviles o de escritorio.

El Informe general de audiencia le permite ver exactamente quién visita su sitio. Además de ver la cantidad de visitantes únicos, el informe le brinda información detallada sobre cada visitante. Puede conocer cosas como su rango de edad, sexo, ubicación geográfica, tipo de dispositivo, URL de referencia y más.

También puede utilizar el Informe general de audiencia para segmentar sus datos. Al crear segmentos basados ​​en diferentes características, podrá comprender mejor su base de clientes. Una vez que haya hecho eso, puede comenzar a analizar los datos para determinar dónde pasa su audiencia la mayor parte del tiempo en línea.

Descubra quién no es su público objetivo

Existen muchos tipos diferentes de campañas de marketing. Algunos se centran en atraer nuevos clientes, mientras que otros tienen como objetivo mantener contentos a los actuales. Pero una cosa que todo tipo de campaña comparte es el hecho de que intentan llegar a un grupo específico de personas.

Entonces, ¿cómo se hace exactamente para identificar a esas personas? Bueno, hoy tenemos algunos consejos para ti. Estas cinco técnicas son excelentes para saber con quién no quieres trabajar, ya sea porque odian tu producto o simplemente no les agradas.

1. Mira lo que compran

La forma más sencilla de encontrar personas que no estén interesadas en su marca es observar lo que ya compran. Si alguien compra algo en Amazon, es probable que también compre otras cosas en Amazon. Entonces, ¿por qué gastar dinero en centrarse en ellos? Y si alguien compra los productos de su competencia, es muy posible que esté buscando alternativas.

2. Descubra dónde viven

Si sabe dónde vive su cliente objetivo, puede asegurarse de no desperdiciar su dinero en publicidad. Por ejemplo, si vende seguros, podría publicar anuncios en áreas donde la gente tiende a morir joven. Se sorprendería de lo mejor orientados que estarían sus anuncios.

3. Mira lo que leen

Si tiene una lista de correo electrónico, puede utilizarla para identificar clientes potenciales. Es más probable que las personas que reciben correos electrónicos suyos le compren que aquellas que no lo hacen.

4. Utilice las redes sociales

Los sitios de redes sociales como Facebook y Twitter le permiten tener una idea de qué tipo de persona utiliza estas plataformas. Cuanto más popular se vuelve una plataforma, más gente la utilizará. Eso significa que es más probable que las personas que lo utilizan ahora sean sus clientes ideales.

Al eliminar quién no está en su audiencia, puede determinar exactamente a quién debe dirigirse en función de los datos de exclusión.

Investigación, Investigación, Investigación

La investigación y el marketing digital van de la mano. De hecho, sin datos no hay marketing real. Esto es especialmente cierto para las marcas B2C, donde es fundamental que los especialistas en marketing comprendan cómo piensan y sienten los consumidores. Sin embargo, muchas empresas no se dan cuenta de que deben comenzar con una investigación básica antes de avanzar con cualquier iniciativa digital.

El problema es que la mayoría de las empresas no han investigado lo suficiente para determinar exactamente qué quieren lograr. Simplemente asumen que “si publicamos nuestros productos, la gente los comprará”. Pero ese no es siempre el caso. E incluso si lo fuera, no significa que realmente usarán esos productos.

Entonces, ¿cómo se puede realizar una investigación eficaz? Primero, identifique sus objetivos. Si busca aumentar las ventas, podría considerar encuestar a los clientes para saber qué piensan sobre su producto. Por otro lado, si está tratando de atraer empleados potenciales, puede estudiar a los solicitantes de empleo para ver qué los motiva. Cualquiera que sea su objetivo, asegúrese de tener objetivos claros.

A continuación, averigüe qué quiere su audiencia. Empiece por hacerse preguntas como: “¿Qué problemas estoy resolviendo?” “¿Quiénes son mis clientes ideales?” “¿Cómo quiero que se sienta la gente cuando interactúa conmigo?” Una vez que haya respondido estas preguntas, podrá centrar sus esfuerzos en encontrar soluciones que aborden las necesidades de su público objetivo.

Finalmente, realice una investigación primaria. La investigación primaria implica hablar directamente con sus grupos objetivo para recopilar información. Por ejemplo, si está analizando la satisfacción del cliente, puede pedirles comentarios a sus clientes actuales. O si está concentrado en atraer nuevos empleados, puede hablar con los gerentes de contratación para averiguar qué habilidades buscan en los candidatos. Independientemente de su tema, la investigación primaria le ayuda a obtener una comprensión más profunda de su audiencia.

Una vez que haya realizado la investigación primaria, puede pasar a la investigación secundaria. La investigación secundaria incluye cosas como el estudio de los sitios web y los perfiles de redes sociales de los competidores. Al analizar su contenido, puede descubrir información que le ayudará a mejorar su propio sitio.

Ahora que ha hecho su tarea, es hora de actuar según lo que aprendió. Como se indicó anteriormente, no debes apresurarte a implementar cambios en tu marca. En su lugar, tómate el tiempo para analizar todo lo que encontraste y decidir si se ajusta a tu visión general. Luego, haga pequeños ajustes según sus hallazgos.

Si sigue estos pasos, estará bien encaminado para construir una presencia digital exitosa con una buena audiencia específica para respaldar esos datos.

Encontrar su público objetivo significa mejores conversiones y mejores ventas

Si se asegura de tener un público objetivo definido desde el principio, tendrá muchas más posibilidades de garantizar un mayor tráfico de conversión.

Crear un plan en el que pueda identificar ese público objetivo antes de crear un nuevo blog o programa de marketing le ayudará a tomar mejores decisiones críticas.

Cuando no está seguro o, para empezar, tiene datos defectuosos, es donde la mayoría de los especialistas en marketing digital tienen problemas.

Pero, si se asegura de tener el público objetivo adecuado, probablemente obtendrá mejores conversiones como resultado.

Nadie puede ser todo para todos. Pero puedes convertirte en algo para una audiencia bien dirigida.

¿Cuándo planeas crear tu nuevo blog con su propio público objetivo?

Nuevas Publicaciones:

Recomendamos