Mejores prácticas para proteger sus aplicaciones empresariales

Mejores prácticas para proteger sus aplicaciones empresariales

En el panorama empresarial actual, acelerado e impulsado por la tecnología, el desarrollo de nuevas aplicaciones ha alcanzado niveles sin precedentes.

El auge de las plataformas sin código y con código bajo permite a personas con habilidades limitadas en TI o seguridad crear aplicaciones, lo que presenta nuevos desafíos para la seguridad de las aplicaciones.

A medida que aumenta el número de aplicaciones, también aumenta la posibilidad de que se produzcan fallos de seguridad.

Las vulnerabilidades a gran escala y de alto impacto, como el infame Log4j, se han vuelto más frecuentes, poniendo en riesgo a las empresas y sus aplicaciones.

A la luz de estos avances, los enfoques tradicionales de seguridad de aplicaciones, que se centran en detectar y gestionar eventos de seguridad una vez que han ocurrido, ya no son suficientes.

Las empresas deben adoptar un enfoque proactivo y preventivo para proteger sus aplicaciones y datos de las amenazas cibernéticas.

Aprovechar las tecnologías modernas, como la automatización y la inteligencia artificial, se vuelve crucial en la batalla contra las vulnerabilidades y los exploits de las aplicaciones.

Para garantizar un alto nivel de seguridad de las aplicaciones, las organizaciones deberían considerar implementar las mejores prácticas de seguridad de las aplicaciones. En este artículo, echemos un vistazo. mejores prácticas para proteger sus aplicaciones.

1. Involucrar a todas las partes en los procedimientos de seguridad.

Depender únicamente de un equipo de seguridad dedicado a la seguridad de las aplicaciones ya no es una estrategia viable.

En el dinámico clima económico actual, la SecDevOps se ha convertido en el estándar de la industria para el desarrollo de software seguro.

Esta estrategia garantiza que todos los involucrados en el proceso de desarrollo de aplicaciones, desde los desarrolladores hasta los ingenieros y la gestión de control de calidad, asuman la responsabilidad de la seguridad.

Leer:  Cómo utilizar Twitter de forma eficaz para aumentar las ventas online

Los desarrolladores están capacitados para crear código seguro, los ingenieros de control de calidad incorporan pautas de seguridad en sus pruebas y la gerencia tiene en cuenta la seguridad al tomar decisiones críticas.

Al involucrar a todas las partes interesadas, las organizaciones pueden fomentar una cultura de seguridad y garantizar que la seguridad esté arraigada en todos los aspectos del desarrollo de aplicaciones.

Involucrar a todas las partes en los procedimientos de seguridad.

2. Introducir un proceso de gestión de SDLC seguro

Gestión segura del ciclo de vida del desarrollo de software (SSDLC) es vital mantener la seguridad del producto.

SSDLC garantiza que los productos sean creados y mantenidos por personal capacitado en seguridad, en un entorno seguro utilizando las mejores prácticas de seguridad de software y entregados a los clientes de forma segura.

Este enfoque integral abarca desde la conceptualización de un nuevo producto hasta su fase de final de vida.

Al adherirse a los principios SSDLC, las organizaciones pueden reducir la probabilidad de que se produzcan fallos de seguridad y vulnerabilidades en sus aplicaciones.

3. Control de privilegios

La gestión del acceso privilegiado es fundamental durante el proceso de desarrollo para evitar el acceso no autorizado a información y funciones confidenciales.

Un atacante que obtiene acceso al entorno de desarrollo de una empresa puede causar daños al alterar el código del programa, crear agujeros de seguridad o desactivar las pruebas de seguridad automatizadas.

Implementar una autenticación fuerte a través de autenticación multifactor (MFA) y adherirse al principio de privilegio mínimo ayuda a limitar la probabilidad de que los atacantes obtengan acceso a entornos de desarrollo y causen daños potenciales.

4. Automatizar y combinar el uso de herramientas de seguridad.

En el pasado, los equipos de seguridad utilizaban tecnologías de seguridad especializadas para probar manualmente las aplicaciones en busca de fallas de seguridad.

Sin embargo, los enfoques manuales no son suficientes para el entorno dinámico de seguridad actual.

Los procesos de seguridad de TI más eficaces se basan en la automatización y la integración, al igual que toda la industria de TI.

Muchas tecnologías de seguridad modernas están diseñadas para funcionar a la perfección con varias plataformas, como rastreadores de problemas y plataformas CI/CD, lo que permite a las organizaciones optimizar sus prácticas de seguridad.

Leer:  Los 7 mejores sitios para comprar reseñas femeninas de Google en 2024

Al adoptar la automatización y la integración, las organizaciones pueden reducir los errores manuales, identificar y abordar los problemas de seguridad en las primeras etapas del ciclo de vida del desarrollo y gestionar los problemas de seguridad de manera más eficiente.

5. Vigile su cadena de suministro de software

Las aplicaciones modernas a menudo dependen de bibliotecas y componentes de terceros para implementar funciones específicas.

Si bien la reutilización de código de fuentes confiables puede ahorrar tiempo y esfuerzo, los ataques a la cadena de suministro de software son cada vez más frecuentes.

Los actores de amenazas pueden apuntar a bibliotecas de uso común e introducir vulnerabilidades o códigos maliciosos en ellas.

Como resultado, una gestión eficaz de la cadena de suministro de software es esencial para identificar y corregir vulnerabilidades conocidas, actualizar componentes obsoletos y mitigar los riesgos de la cadena de suministro.

Al monitorear periódicamente la cadena de suministro de software, las organizaciones pueden fortalecer la seguridad de sus aplicaciones y reducir la probabilidad de ataques a la cadena de suministro.

6. Observe las pautas para desarrollar software seguro.

El desarrollo de software seguro implica dos componentes esenciales:

  • Técnicas para reducir errores al escribir código de aplicación
  • Técnicas para identificar y eliminar fallas rápidamente

Los desarrolladores de software deben conocer bien los posibles problemas de seguridad, como la inyección SQL, XSS y CSRF, y adoptar prácticas y herramientas de codificación segura para crear aplicaciones en línea seguras.

Directrices de desarrollo de software.

También deben estar familiarizados con las pautas de seguridad, las prácticas de codificación segura, los algoritmos, los procedimientos y las herramientas necesarios para crear aplicaciones seguras en línea. Por ejemplo, necesitan entender cómo evitar las inyecciones de SQL.

La integración de tecnologías de seguridad en los canales de DevOps permite a los desarrolladores identificar vulnerabilidades a medida que comprometen funcionalidades nuevas o modificadas.

Esta detección temprana permite a los desarrolladores abordar las fallas de seguridad de manera oportuna y eficiente, reduciendo los riesgos potenciales de seguridad.

7. Supervisar los resultados de AppSec

La seguridad de las aplicaciones requiere tiempo y recursos dedicados, como cualquier otro aspecto de las operaciones de una empresa.

Leer:  Mejores prácticas para mejorar la UX en el comercio electrónico

Sin embargo, puede resultar difícil cuantificar los beneficios y el retorno de la inversión de la seguridad de las aplicaciones.

Para demostrar el éxito de un programa de seguridad, es necesario definir y monitorear indicadores clave de desempeño (KPI) que muestren de manera clara y mensurable mejoras en la seguridad.

Los KPI pueden incluir la cantidad de agujeros de seguridad encontrados durante el desarrollo y en aplicaciones en vivo, violaciones de seguridad causadas por debilidades explotadas, violaciones de las políticas internas de AppSec y la cantidad de requisitos de cumplimiento normativo y empresarial cumplidos.

8. Ponga las reparaciones primero

Para gestionar eficazmente las vulnerabilidades, es esencial establecer prioridades adecuadas. No todas las vulnerabilidades suponen el mismo nivel de riesgo.

Si bien puede haber numerosas vulnerabilidades, sólo un pequeño porcentaje de ellas son realmente explotables.

Es más probable que los actores de amenazas cibernéticas apunten a un subconjunto aún más pequeño de estas vulnerabilidades explotables.

Centrarse en estos exploits en vivo es fundamental, ya que representan el mayor riesgo para su organización.

La gestión de vulnerabilidades centrada en la remediación permite a las organizaciones asignar recursos de manera eficiente para abordar las vulnerabilidades más críticas, reduciendo efectivamente la superficie de ataque.

Este enfoque proactivo permite a las empresas centrarse en abordar las amenazas potenciales que tienen más probabilidades de ser explotadas, proporcionando una sólida defensa contra los ataques cibernéticos y garantizando un panorama de aplicaciones más seguro.

nota final

La seguridad de las aplicaciones es un aspecto crítico de las operaciones comerciales modernas. Al incorporar estas mejores prácticas en sus procesos de desarrollo, las organizaciones pueden crear y mantener aplicaciones seguras que protejan los datos confidenciales y defiendan contra las amenazas de ciberseguridad.

Adoptar un enfoque proactivo y preventivo para la seguridad de las aplicaciones, junto con el aprovechamiento de tecnologías avanzadas, permitirá a las empresas navegar con confianza en el panorama en constante evolución de la seguridad de las aplicaciones web.

Nuevas Publicaciones:

Recomendamos